¿Cómo surge?

El mindfulness se alimenta de los saberes de la tradición budista.

Maestros budistas de Japón, del Tíbet y de otras áreas de influencia emigraron a Occidente, este hecho tuvo que ver con el éxodo poblacional de Japón tras la derrota que marcó el fin de la guerra con el lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945, y también por la invasión China en el Tíbet en el año 1950.

Las enseñanzas de estos maestros estaban cerradas a cualquier influencia occidental, pero estos hechos históricos y políticos fueron el detonante para que a lo largo de la segunda mitad del siglo XX se dieran a conocer principalmente en Europa y Estados Unidos.

En Estados Unidos podemos destacar a Suzuki Roshi , su práctica era la vida cotidiana , no buscaba grandes experiencias , sino tan solo estar presente. Fue el gran difusor del zen en la cultura occidental e influyó en intelectuales y artistas de la talla de Einstein, Jung o Picasso…

En Europa podemos destacar a Taisen Deshimaru como el gran difusor del zen. Creó numerosos centros de practica (dojos) en los que se enseñaba la meditación zazen. Fue un gran difusor del budismo zen a través de numerosas conferencias y practicas dirigidas de meditación.

Podemos decir que el mindfulness surgió de la voluntad de un grupo de psiquiatras y psicólogos de encontrar herramientas para aliviar el sufrimiento, encontrando en la práctica de la meditación una herramienta interesante al observar como los orientales lo gestionaban. Hay un gran trabajo detrás de un protocolo de mindfulness, hubo que responder a cuestiones en cuanto al quien y al cómo se podía aplicar la meditación encontrando la manera de practicarla en Occidente. Fue un largo camino de integración y comprensión.